Buscar este blog

Devraha Baba : El Yogui de 250 años

Devraha Baba saludando
Es indudable. Cuando se pretende alargar el período natural de vida humana, la mayoría recurre a la India como fuente de inmortales. Y no es para menos: de allí provienen la mayoría de las leyendas sobre personas que han logrado desafiar, mediante técnicas yoguísticas, el proceso natural de envejecimiento y muerte.

Una de las leyendas Hindúes es Devraha Baba que, dicen sus seguidores, vivió más de 250 años. Aquel anciano vivía retirado de todo, a orillas del Yamum.

Su hogar era un ashram confeccionado muy humildemente. Y desde su “balcón” lanzaba de vez en cuando alguna profecía ambigua que, como toda profecía, para unos se cumplía, para otros no.

Pero ¿realmente vivió tanto tiempo en este planeta? Lo dudo. El deterioro de sus tejidos es el mismo que podemos encontrar en una persona de 80 a 90 y pico años de edad. Si hubiera tenido el poder de detener el proceso de envejecimiento, se lo vería más joven. Y si no lo podía detener y hubiera vivido 250 años se lo vería devastado por completo.

Y es que, más allá de la genética que impone la vejez, más allá de la química que recorre nuestro organismo, hay un efecto poco considerado pero que tiene mucho efecto sobre nosotros: la gravedad. Todo tiende a caerse, por más que hagamos los más notables esfuerzos porque no sea así.

El pellejo de una persona de 250 años debería ser como el de un mastín Napolitano, por poner un ejemplo quizá algo gracioso.

La imagen que nos ofrece en el video es la de una persona mayor, pero no sobrenaturalmente mayor.