Buscar este blog

Espiritualidad y la politica de la mano



Aparecen - o son más reclamados - en momentos de tensión social. Por eso, a qué extrañarse que se largue en Buenos Aires, Argentina, el maratón espiritual donde la gente se topará con personajes vestidos a la usanza Hindú, meditando o respirando con esa parsimonia características de los que creen que así se logra alcanzar la autorealización.

Este domingo se espera una meditación masiva. Lamentablemente no se meditará por qué el país está como está, ni por qué razón mueren miles de niños de hambre, desnutrición, y enfermedades varias, en el mundo.

No. La meditación se enfocará en algo mucho menos ambicioso: alcanzar la cumbre espiritual individual, el mejoramiento de cada uno.

La perfección – como diría Sam Harris – del Narcisismo.

Y claro, nada es gratis.

Por ejemplo, María Soledad, una mujer de casi cuatro décadas que pagó 800 pesos para ser parte de los talleres que dictará el gurú indio Sri Sri Ravi Shankar en La Rural.

"Respirar me cambió la vida", dice.

¿Y quien lo duda? Si no respiramos no vivimos. La respiración, desde el momento del nacimiento, literalmente nos cambió la vida.

Pero si pagar 800 pesos sirve para poner un alto al stress diario, pues bienvenido sea para los que les agrada despilfarrarlo.

Creo que por 200 podrían tener un día de SPA mucho más beneficioso, pero claro, sin promesas espirituales y sin el gurú de rostro manso para guiarnos.

Me extraña un poco la cierta apatía de los escépticos de Buenos Aires. Hablo de aquellos que tienen voz y voto en los medios y que no han mencionado nada al respecto (salvo Alejandro Agostinelli por supuesto, buen amigo mio) de esta meditación masiva donde abundará el yoga, el reiki, la alimentación alternativa, etc. O sea: un lugar para los charlatanes.

¿A nadie le extraña que pongan a Mauricio Macri y al presidente de la Suprema Corte de Justicia, Ricardo Lorenzetti, como unos de los 100 maestros de Fe Vida?.

La ponencia de Macri, maestro espiritual, es “El diálogo y el amor por lo público”. Supongo que tuvo bastante amor por el público cuando sucedió el conflicto de subtes. Buen ejemplo ofreció en aquella oportunidad cuando estuvimos una semana sin un transporte esencial.

Pero ya sabemos de donde proviene Sri Sri Ravi Shankar, sus dichos, afirmaciones extraordinarias, y su manía de teñirse los pelos.

Para el que le interese le sugiero el post siguiente (click aquí).