Buscar este blog

El coronavirus y su posible final


 
Esta es mi esperanza. No significa vaya a suceder, aunque un experto parece plantear lo mismo en este informe: click aquí 
 
En efecto, para el coronavirus: "Lo ideal para su propia subsistencia sería transformarse en un virus que casi no nos enferme"
Hace meses atrás, pensando en las leyes darwinianas, reflexioné sobre esta posibilidad. Los virus son un trozo de material genético rodeado de un recubrimiento proteico. 
 
Se replican y ahi acaba el asunto.  En su código genético, como cualquier cosa que exista, tiene un simple comando ancestral a seguir: sobrevivir. Y lo hacen con mucha eficiencia adentro de cada huésped.

Si el huésped muere, ellos desaparecen y por lo tanto el comando ancestral genético no se cumple.

El problema surge con las replicaciones: imaginen tipear rapidamente un texto (alaue aiehe  jaajdky) claramente saldrán algunos errores. Las faltas ortográficas son ineludibles. Esto es lo que serían las mutaciones en el virus. Esa clase de fallas cuyo simil en la escritura todos conocemos. 

En esas copias del virus, que se irán alterando, está la peligrosidad o no del mismo. Pero si las copias resultan mortales, el virus desaparece con el huésped. Y si no lo son, si presentan pocos síntomas o ninguno - los famosos casos de asíntomaticos - el virus podrá incorporarse al huésped y formar simbiosis en sus células sin peligro. O ser erradicado por el sistema inmunologico rapidamente.
 
Por ende, cómo señala el darwinismo, las copias del virus dentro de la célula que tengan mayor durabilidad en el huésped (y eso se logra si las defensas no están a pleno para acabar con el virus) y presenten menos síntomas, serán más favorables para pasar de persona en persona. 
 
Cambian mayor transmisión a cambio de sobrevivir. 
 
Es decir sobreviven las “cepas” menos infecciosas para que estas puedan perpetuarse. Siendo que es el objetivo primordial del virus y todo en este mundo obedece a la selección natural (sino usted estaria ahora colgado de un árbol y yo le sacaría los piojos de la cabeza para comerlos) es lógico pensar que a medida que pase el tiempo el virus se vuelva más inofensivo, al punto que se convierta realmente en un resfriado más. 
 
Un poco aquel texto dice lo mismo: que este virus no es un enemigo, sino que los virus más mortales son menos contagiosos, y los más contagiosos son menos mortales, pese a las cifras que vemos de infectados.  
 
Si fuera una Pandemia de ébola se acabaría rapidamente el mundo.

Estas son las cifras del CDC de septiembre:



 
 
Si se fijan, y yo lo señalo por la edad que tengo, los de 35 a 44 años la mortalidad ha sido de casi 4000 personas en una población de más de 41 millones. Lo que nos arroja un dato estremecedor: 0.01 % de muertos por el virus. 

Esto indicaría que la teoría que esbocé meses atrás sobre la disminución en la letalidad del virus es un hecho que poco a poco está comprobándose. Veremos que nos depara en el futuro.
 
¿Usted que opina?




 
 
 
 
 
 
 
 
 
PD: Agradezco a Elias el dato estadistico del CDC