Telegram: @SJarre
e-mail: sjarreweb@gmail.com

Analizan la actividad cerebral de dos personas al borde de la muerte

 

Es mi enigma favorito. Su solución, más tarde o temprano, todos la tendremos. La muerte. Y en este caso la ciencia ayudando a entender qué sucede. 
 
El trabajo de análisis mostró una “oleada de ondas cerebrales” en dos personas muriendo después de que se apagó su soporte vital. Esta investigación la llevó a cabo personal de la Universidad de Michigan y arrojaron luz sobre el misterioso tema de las experiencias cercanas a la muerte. 
 
Lo que enseñó el estudio es que los dos sujetos analizados enseñaron una actividad cerebral similar a la conciencia al morir. El estudio, publicado en publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences reveló una oleada de ondas cerebrales que llamativamente surgieron una vez apagado el soporte vital de las personas. Es decir: después de morir aparecieron. 
 
Esto podría esclarecer las ECM: Experiencias Cercanas a la Muerte. Significaría que aquel túnel famoso donde se ve al ser querido de fondo, no sea algo del todo incorrecto. 
 
“La forma en que la experiencia vívida puede surgir de un cerebro disfuncional durante el proceso de la muerte es una paradoja neurocientífica. Vimos posibles neuro-firmas de conciencia”, explica Jimo Borjigin, de la Universidad de Michigan, y principal autor del estudio. 
 
¿Cómo llegaron a esta conclusión?. Se trabajó con pacientes comatosos y el permiso de sus familias para retirar el soporte vital y lentamente fueron falleciendo, pudiendo registrar con grabaciones EEG la actividad cerebral. La sorpresa surgió cuando una oleada de “actividad de ondas gamma” irrumpió en los instrumentos, una vez habían fallecido. 
 
Se considera dicha actividad cerebral muy asociada a la conciencia. Y precisamente en un área del cerebro relacionada con los sueños, alucinaciones, estados alterados de conciencia. Pero cuando se estudió otros dos pacientes de la misma manera no enseñaron el mismo aumento de la actividad cerebral. Por lo que se seguirá investigando. 
 
Más allá de eso, en los que regresan del “Otro Lado” este súbito aumento de la actividad cerebral podría explicar las alucinaciones del túnel. Algo así como cuando desenchufamos una lámpara pero por unos segundos mantiene la luz pese a no estar conectada a la corriente eléctrica. Pero se necesitan más estudios.

No hay comentarios: